lunes, 13 de enero de 2014

Piel sana y alimentación

Los tratamientos locales para el acné pueden ayudar a paliar el problema, pero la solución está en la alimentación
Durante la primera mitad del siglo XX, estuvo muy de moda que los antropólogos fueran visitando las distintas culturas indígenas y caracterizaran sus costumbres, de la misma manera que algunos médicos con tendencias aventureras fueron y les hicieron múltiples chequeos para comprobar su estado de salud. Además de una prevalencia ínfima de obesidad, hipertensión o diabetes, algunos médicos se fijaron en que el acné en sociedades aborígenes era prácticamente inexistente, lo cual chocaba con la idea que se tenía en la época de que los granos era debido a una falta de higiene. Pero no sólo eso, los indígenas no sufrían tampoco de otras enfermedades de la piel muy comunes en países occidentales como la dermatosis (eczemas y sequedades), la queratosis pilaris (piel de gallina) o un simple caso de piel con tendencia a engrasarse.

Los distintos hitos hormonales como la pubertad, la menopausia o los ciclos menstruales se asocian con los granos. ¡Pero los indígenas también sufren de todo eso y no tienen esos problemas en la piel! Así que suponiendo que los problemas de contaminación ambiental los solventamos con ciertos hábitos de higiene e hidratación, sólo nos queda la alimentación y su respuesta hormonal asociada como principales culpables. Y es que cuando comemos tenemos distintas respuestas hormonales dependiendo de su contenido, básicamente (porque el tema es complejo) os diré que la hormona insulina y la IGF-1 (factor de crecimiento insulínico) son las que deberían preocuparnos por un lado, y las hormonas andrógenas por el otro. Por supuesto, es importante apuntar que cuando estamos estresados, también afectamos a nuestras hormonas, por eso en momentos de estrés también podría ser que notarais mayor aparición de problemas dermatológicos. 

Probablemente muchos de vosotros para controlar todos estos problemas utilicéis ciertas rutinas de higiene, hidratación y reparación, incluso puede que uséis alguna crema con cortisona para la inflamación local o una crema con un antibiótico suave para curar la infección local en los granos. No es una mala estrategia cuidarse la piel de manera local, no es lo mismo el aire limpio del Amazonas que el aire enviciado del metro, yo tengo dermatosis atópica y tengo una crema con cortisona que ocasionalmente uso para los eczemas que me aparecen en las manos, pero prácticamente todos estos problemas en la piel no son más que la manifestación de nuestro cuerpo de un desajuste hormonal interno o de un problema de inflamación sistémica (es una forma de decir que el cuerpo va a marchas forzadas) normalmente provocado por intolerancias o sensibilidades alimentarias y por ciertos alimentos intrínsecamente inflamatorios o antiinflamatorios. Es como si nos limitáramos a tratar una infección con aspirina para disminuir la fiebre, pero no usáramos antibióticos.

Permitidme entonces que haga un pequeño resumen de las causas alimentarias de los problemas de la piel:
  1. Procesos inflamatorios en nuestro organismo
    1. Normalmente pueden ser provocados por intolerancias y sensibilidades alimentarias. Es conocido que tanto el gluten como la lactosa, relativamente nuevos en nuestra dieta, pueden causar problemas de piel. Sobre todo los problemas de dermatosis o de piel de gallina pueden estar relacionados con el gluten. El gluten se encuentra presente en los cereales, siendo el trigo el peor en ese sentido y el arroz el mejor. 
    2. Alimentos inflamatorios y antiinflamatorios. Es conocido el efecto antiinflamatorio de alimentos ricos en omega-3 como el aceite de pescado y de los famosos antioxidantes presentes en ciertos alimentos como el vino tinto, el té verde o el café. También los probióticos pueden ayudar a mantener la maquinaria de nuestro sistema digestivo bien engrasada y disminuir la inflamación. Entre los alimentos inflamatorios cabe recomendar evitar las grasas inflamatorias, ricas en omega-6 como las provenientes de semillas (aceite de colza, girasol...) y las grasas hidrogenadas (las famosas grasas trans), normalmente presentes en bollería industrial. 
  2. Hormonas andrógenas. Por sí solas no tienen por qué causar problemas, pero en presencia de un alto nivel de hormona de crecimiento IGF-1 (leed el siguiente punto) resulta un cóctel bastante demoledor. Por eso en sociedades con alimentaciones tradicionales no tienen apenas granos asociados durante los distintos hitos hormonales (véase: pubertad, ciclos menstruales, menopausia...). Aún así, es conocido que por ejemplo la leche resulta ser un precursor hormonal, con lo que si tenéis problemas de acné muy persistentes, podría ayudar quitárosla. Algo parecido pasaría con las carnes rojas
  3. Insulina y hormona de crecimiento IGF-1. Los estudios muestran una relación estrecha entre la secreción de sebo en el rostro y los niveles de IGF-1 (hormona que se encuentra estrechamente relacionada con la insulina), además de que se acelera el crecimiento de las células de la piel, con lo que no sólo se engrasará nuestra piel sino que los poros se obstruirán con mayor facilidad. Además, estas hormonas exageran los efectos de las hormonas andrógenas por lo que será más fácil que salgan granos durante la pubertad o durante el síndrome premenstrual. Para controlar la producción de insulina, lo mejor es hacer una dieta en la que los hidratos sean digeridos lentamente, es decir que sean de bajo índice glucémico (o generalizando, hay que ingerir bajas cargas glucémicas). Por eso es mejor evitar las harinas refinadas, las pastas y arroces blancos y sobre todo el azúcar. Podéis tomar productos integrales o tubérculos y legumbres, pero sin pasaros, lo mejor para vuestra piel será que comáis principalmente verdura y fruta (¡sobre todo verdura!) que además a menudo contienen antioxidantes.



22 comentarios :

  1. He podido comprobar de primera linea como el comer bien mejora el estado de la piel. Para estar bien por fuera debemos estar bien por dentro!
    Me ha encantado el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo noto muchísimo. Casi desde que tengo memoria he sufrido de dermatitis y hacía muchísimo que no lo tenía tan y tan bien como ahora. De granos por suerte nunca he sufrido de muchos... ¡afortunado yo! jaja.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Siempre fui delgada, con una piel sana sin acne sin granitos ni nada parecido. Hoy a los 30 estoy sufriendo de granos, de espinillas ciegas en la zona T, y una piel grasa espantosa y claramente mis hábitos alimenticios han cambiado mucho en 10 años. Espero poder modificar mi alimentación y volver a tener esa piel que tanto me gustaría tener hoy. Saludos y gracias por éste interesante post!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No hay que olvidar que otros factores como el estrés pueden afectar! Que de seguro que ahora vives más estresada que en tu tierna juventud ;).

      Modificando un poco tus patrones de alimentación, seguro que notas una mejora!

      de nada!

      Eliminar
  3. Te acabo de conocer gracias al blog de tu novia, y te sigo desde ya ;)
    me han parecido unos post muy útiles e interesantes, ya que personalmente noto el tema de la alimentación en mi piel. Es decir, cuando como más sano, noto que el tema de los granitos mejora muchísimo, casi ni aparece, al contrario de cuando la alimentación es peor.
    De todas formas, voy a seguir algunos de tus consejos, para mejorar aun más! :)
    www.lamodanopuedeconmigo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos irás contando qué tal dentro de un mes o dos ;)

      Eliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo contigo!! Desde Abril he perdido 22 kilos comiendo de forma saludable y haciendo ejercicio y no veas lo que lo ha notado mi piel, parece otra completamente nueva y mejorada. Y añado que el pelo y las uñas también los tengo mucho mejor, sobretodo las uñas, que se me abrían en capas y ahora no me pasa!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he notado una gran mejoría en mi piel, y noto un empeoramiento las semanas en que me porto menos bien... por eso es que empecé a investigar un poco más a fondo al respecto!

      Eliminar
  5. Hola Demostetes, hacía tiempo que no te escribía, y esta vez no voy a hacerme el típico recorrido por las últimas entradas, como troas veces, porque ando mal de tiempo.

    En esencia estoy de acuerdo contigo y con lo que dices, la alimentación influye en la piel, si. Si PERO. Y ésto es lo que me ha traido hasta aquí, más por lo que he leído en el blog de Neuras que aquí, pero que en esencia es lo que, creo, que piensas, y donde, desde mi opinión médica, no es del todo correcto. Te explico:
    Cuando dices que las alergias e intolerancias afectan a la piel no te flata razón. PERO hacer una dieta de exención no es cosa de broma. No se debe dejar de comer X producto sin una base que lo respalde. Si uno deja de tomar leche, por la supuesta intolerancia a la lactosa, no servirá de nada si sigue comiendo el millón de productos que contienen trazas de la misma. De hecho, dejar de consumir la lactosa "grosa" es decir los productos que más contienen, puede hacer que el organismo deje de producir el enzima necesario para degradarla y entonces sí, hacer una intolerancia. Por no decir, que si uno deja de consumir y luego pretende saber si es o no alérgico/ intolerante, las pruebas darán falsos negativos. De hecho en el cribado de celiaquia, se prohibe terminantemente dejar de comer ningún producto, se recomienda dieta normal hasta la serologia y la biopsia.

    Una dieta de exención es algo muy duro, muy limitante y que en ningún caso debería asociarse a algo "vanal" como pueda ser la imagen. Obviamente no es vanal, pero es difícil ue uno cumpliendo el resto de puntos que comentas y que comparto no mejore, y si necesita excluir algún alimento primero debería pasar por el médico.

    En conclusión, el consejo de dejar de comer algo un mes a ver que tal, no me parece acertado. Todo lo demás me parece perfectamente correcto y fundamentado.

    Espero que no te importe el comentario, sabes que me encanta tu blog aunque comente poco, por aquello de que me paso el día estudiando (lo cual por cierto es también fatal para la piel xD), pero reo que siempre es enriquecedor discrepar desde el respeto y dialogar.

    Un saludo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, debería comentar algo al respecto de hablar con el médico respecto el asunto, tienes toda la razón.

      Una cosa creo que tiene que quedar clara. Para mí la calidad de la piel no es más que una consecuencia. Tener síntomas externos de inflamación sistémica o desajuste hormonal sólo implica que tenemos ese síntoma. Por supuesto cuando lo ves en tu piel en forma de dermatitis o acné, es como que te dan más ganas, pero lo importante es lo que hay más allá. Tener desajustes hormonales y de inflamación (hay quien dice que un desajuste hormonal es un síntoma de inflamación... aún tengo que mirármelo mejor, sinceramente) puede traer problemas de salud más serios relacionados de una manera directa o indirecta.

      Sobre si es fácil o no dejar de tomar gluten o lactosa... Es difícil si se compran muchos alimentos industriales... ¿Pero realmente vale la pena tomárselos? No me parece tan limitante y para casos de sensibilidad, más que intolerancia, una reducción ya tendría efectos positivos. No digo que no valga la pena hacerse pruebas, pero por ejemplo para el gluten no hay ninguna prueba definitiva para intolerancia no celíaca o sensibilidad. Aún así, también modificaré luego la entrada para decir que vale la pena hacerse un test de intolerancias y celiaquía y así evitarse estos líos. Aún así, vale la pena recordar que la sensibilidad al gluten es bastante más prevalente (leí en wikipedia creo que un 15%) de lo que se cree, que de nuevo, no es lo mismo que la celiaquía.

      En fin, gracias por tu comentario, me gusta que me dejen comentarios que me hagan pensar un poco en lo que he escrito xD. ¡Ah! y no sabía que estudiaras medicina. Mola, mola ;)

      Eliminar
    2. Bueno, soy médico ya, ahora estudio el MIR que es el día 1, por eso ando liada hasta las cejas.

      Cierto es que sí, la intolerancia al gluten esta bastante poco estudiada, algunos incluso la siguen negando como entidad per se, puesto que los problemas los produce la gliadina al activar el sistema inmune en personas geneticamente predispuestas, que tienen entre otras mayor permeabilidad en los enterocitos... bueno un rollo del que tampoco soy ninguna experta xD
      Sí se reconoce más la intolerancia a hidratos de carbono en general, que se estipula como posible consecuencia del sobrepeso-obesidad en sí mismos... Especialmente en mujeres con desajustes menstruales de tipo hormonal (ovario poliquístico). Justo por lo que decías de la insulina, hormona de crecimiento, andrógenos... etc.

      Por tu pregunta de si vale la pena y si es tan limitante... buff, piensa que la lactosa además de leche, yogures y queso (solo por el queso a mi ya me parece duro) es mantequilla (y no hablo solo de bolleria industrial) y son miles de trazas en el.. 60-70% de un supermercado? Vale que para limitar el consumo no es necesario mirarlo todo como si hay una enfermedad como tal, pero ahí volvemos a lo que te he dicho, la limitación puede llevarnos a la intolerancia por dejar de producir una enzima, que por otro lado,se postula que deberíamos dejar de producir al dejar de mamar... Que es antinatural seguir consumiendo lácteos de adultos...


      Eliminar
    3. ¡Felicidades por el MIR! Yo me estoy planteando si redirigir mi carrera y probar con el RFIR... Ya te contaré si me decido XD.

      Sobre la intolerancia, yo lo que he leído es que en familias donde hay un celíaco hay más tendencia a que los familiares tengan intolerancia no celíaca al gluten, así que algo de genética tiene que haber. Los números bailan un poco, pero baila la prevalencia entre el 5% y el 25% de población mundial, aunque probablemente dependa muchísimo de la etnia.

      La intolerancia a la lactosa es más fácilmente diagnosticable, afortunadamente, pero como ya hemos acordado, no así el gluten. A mí personalmente la intolerancia a la lactosa no me parece tan preocupante, y por lo que he estado mirando no parece que tomar lactosa en intolerantes sea tan problemático como tomar gluten.

      Si una intolerancia de HC trae obesidad o viceversa, sería toda una discusión aparte, aunque mi opinión es la relación directa. Aún así, no creo que el problema sean tanto los hidratos en sí mismos como origen. Desde luego el azúcar o las féculas refinadas no ayudan, y probablemente las integrales tampoco.

      Y por cierto, a mi´lo de que es antinatural tomar leche de adultos no estoy de acuerdo xD. La mayoría de mamíferos si se les da leche de adultos la toman con gusto, aunque en general no les siente bien, y el que hayamos desarrollado tolerancia a la lactosa da que pensar. Tampoco me parece que sea una causa directa del acné, aunque la proteína de lactosuero estimule la hormona IGF, pero teniendo en cuenta la ínfima cantidad de whey que hay en la leche dudo que un vaso o dos al día pueda dar ningún problema. Es un tema que me he mirado bastante, y creo que hay demasiados prejuicios por parte de los paleo-adictos.

      Eliminar
  6. Si, yo en lo de lo antinatural tampoco estoy de acuerdo, como concepto suena lógico, pero la evidencia es otra, de modo que... (por eso lo he puesto con tanto punto suspensivo xD).
    De todos modos, te comento, por interés que hay ocasiones que la intolerancia a la lactosa da tánta sintomatología cómo la celiaquia ( eso sí, sin riesgo de cáncer conocida) pero vaya, hinchazón y malestar pospandrial, vómitos, diarrea, meteorismo, disminución involuntaria del peso, hasta llegar a amenorrea y todo... una animalá, y de primera mano te lo digo que le ha pasado a mi mejor amiga. Yo pensaba que era celíaca, se le hicieorn biopsias y todo y al final ha salido la lactosa, por eso también sé lo difícil que es hacer la dieta de exclusión que para el menú de nochevieja lo pasamos fatal xD

    El MIR es el 1, deséame suerte entonces, y las felicitaciones si lo consigo jajaja
    Ya me contarás si te decides por el RFIR o qué ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola Demostenes, hace algún tiempo que te leo, tienes un blog muy interesante. Y de la rosacea que nos puedes contar?, la verdad es que hace tiempo que la padezco, no encuentro solución y la verdad es que me tiene frita".
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora he hecho una búsqueda y he visto que está relacionada con el síndrome metabólico. Es decir, que la rosácea puede tener como causa un nivel de insulina muy alto. Para paliarlo has de seguir los consejos que di al final de este post:

      http://perdiendomasa.blogspot.com/2013/11/que-causa-los-males-de-la-civilizacion_26.html

      que básicamente es eliminar los azúcares y disminuir las féculas.

      Eliminar
    2. Demóstenes, muchas gracias por responderme la verdad es que en todas mis visitas buscando solución en dermatologos nunca me han hablado de hacer dieta y eso que a la vista esta que tengo sobrepeso, así que ahora tengo que centrarme en buscar sobre sindrome metábolico que es verdad que creo que lo padezco.
      Tienes en tu blog algo relacionado con esto? cualquier orientación sera bienvenida.
      Gracias por todo.

      Eliminar
    3. Perdona por no haberte contestado, Anónimo. No sé si leerás esto, es que acabo de verlo.

      La verdad que los dermatólogos a menudo no tienen en cuenta los efectos de la dieta en nuestra comida, la nutrición además es esa cosa que todos recomiendan seguir, pero como es difícil que la gente siga una dieta a rajatabla, es más fácil dar tratamientos médicos. Pero creo que al menos la gente debería estar informada antes de probar tratamientos extremos, como el racután para el acné.

      Sobre el síndrome metabólico, he hablado en bastantes ocasiones. Básicamente todas las recomndaciones que doy para perder peso se basan en ello.

      Eliminar
  8. Como te comentaba el año pasado, he podido comprobar como una dieta libre de gluten inmediatamente (7-10 días) acaba con mis dermatitis (porque es herpeteiforme, claro); aun así, el acné desaparece de forma absoluta y total con: 1) Whole30 a los 10 días (para enemigos de la cetosis); y 2) paleo-cetogénica (con algún lácteo, incluso) en algo menos de una semana.
    Por aclarar, tengo SOP y no requiero (ya) de Diane35 ni ciproteronas. Eso sí: he dejado de fumar y he subido de peso :( Estoy trabajando en ello desde hace 15 días, con paleo-cetogénica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que whole30 me parece quizá demasiado estricta y no estoy del todo acuerdo con su filosofía. Pero desde luego sus resultados parece que sean buenos.

      Eliminar
  9. hola yo tengo queratosis piar de hace como 12 años en piernas y brazos..ahora tengo 21 y en los brazos se me fue bastante pero en las piernas no se me van tengo puntos muy rojos...estoy empezando la dieta a ver como me va..gracias por dar esta informacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡mucha suerte! recuerda que si andas perdida, siempre puede esetar bien buscar a un dietista-nutricionista que te asesore (podría indicarte a gente muy capaz).

      mantenme informado de cómo te va!

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar