miércoles, 11 de mayo de 2016

¿Quieres sacarle provecho a twitter? Relaciónate con los demás


Esta entrada es la reformulación de una ponencia realizada junto a Lucía Martínez (Dime Qué Comes / @Dimequecomes) en las #JornadasDSP de Dietética Sin Patrocinadores (asociación científica de la que, como quizá sepáis, soy miembro activo).

¿Os habéis preguntado alguna vez cómo conseguir tener más éxito en redes sociales? Hace ya bastante, hace más de tres años, que empecé con todo esto y, tras la experiencia que había adquirido con mi anterior blog y viendo cómo le iba a mi mujer con sus redes, pensé que podría aplicar todo ello para conseguir hacerme un hueco en temas de nutrición. ¿Cómo de difícil podría ser -pensé- si sólo es cuestión de controlar las calorías? Luego me encontré con todo este percal, pero esa es otra historia.

Quise informarme de cómo hacerlo bien. Decidí abrirme junto al blog una cuenta de twitter en donde escribiría sobre mis avances, pondría frases motivadoras y un largo etcétera. Me iría súper bien, porque según había estado leyendo en los manuales sobre marketing digital, tenía que hacer algo así:


Os podéis imaginar cómo yo pensé en que estos consejos estaban suficientemente bien como para programar publicaciones, pensar en qué hashtags inútiles utilizar y demás... ¿Y sabéis qué? No me sirvió de nada. En absoluto, quizá llegaba a 100 followers, gracias a que Elena recomendaba mi cuenta a sus seguidoras.

En mi pugna por conseguir ser influencer, y también para aprender más cómo cuidarme, en nutrición iba siguiendo otros blogs que me parecían interesantes, blogs que he mencionado a menudo, y de los que no dejaba de aprender. Cuando empecé a entender cosas, empecé a dejar mis propios comentarios dando mi opinión al respecto. No lo hacía con ningún objetivo preciso más que por puro interés, en realidad, pero poco a poco me iban conociendo y el yo científico salía a la luz encontrándole interés a todo este mundillo.

Cuando pienso realmente en momentos que han sido clave para mí en redes, no han sido grandes entradas de blog ultra-compartidas o ultra-visitadas sino en momentos en los que tuve algún tipo de interacción con alguien interesante. Cada momento destacable en redes, no pertenece a mí mismo, no se trata de una métrica hinchada, sino de alguien con quien a base de interactuar creé un vínculo.



Si me pidierais resumir mi charla y este post en una frase sería así de simple:
Olvídate de las métricas, recuerda que interaccionas con personas
Como en las mejores teorías científicas, es de ahí, de ese postulado del que partimos en el que podemos empezar a desarrollar las ideas de cómo llevar una red social. El esquema matemático que se utiliza en este caso es el de los grafos, que son básicamente una estructura matemática que describe interacción entre actores (por ejemplo personas en twitter, países relaciones diplomáticas o incluso partes de un circuito o neuronas) a través de vectores de comunicación. En mi trabajo, donde hacemos análisis de redes avanzados, aplicamos en ocasiones este tipo de herramientas, no os penséis que es una simple curiosidad matemática.

Con la matemática de redes podemos deducir muchísimas propiedades. Podemos ver hasta qué punto son importantes los followers (el número de líneas que van hacia nosotros) o el famoso engagement (el grosor promedio de la línea) y otras muchas cosas más, pero también descubrimos algo mucho más importante: a la hora de medir la influencia real no importan tanto las métricas como el hecho de relacionarte con las personas adecuadas a las que les guste interaccionar con nuestro contenido sin tener que forzarlo a base de hashtags.

Y es que una propiedad de las redes sociales (en general, no sólo digitales) muy conocida en sociología es la homofilia, la tendencia de personas semejantes a interaccionar entre sí. Es decir, los miembros de un subgrupo, zonas de mayor densidad en la red, formados se comportarán de un modo parecido entre sí. Es decir, es probable que la gente con la que más interacciono en redes sociales, tengan unos valores y una forma de ver las cosas semejante a la mía. De manera natural en los subgrupos se crean líderes de opinión, que con suerte compartirán sus opiniones con otros grupos cercanos (la distancia se mide en número de conexiones).

Yo, recién despierto en el primer hangout, cuando aún moderaba y me enrollaba como una persiana
Un caso definitorio en mi trayectoria en redes fue la fundación de Dietética Sin Patrocinadores y sobre todo aquel primer hangout #DSPPirámide. De golpe me vi rodeado de gente que sabía mucho más que yo, con una influencia mucho mayor que yo, con la que compartíamos a redes información de calidad. De golpe mi influencia, entre comillas, creció porque las mejores cuentas sobre salud interactuaban conmigo aún cuando el contenido era el mismo; aunque mi caso es algo distinto porque más que ser una persona influyente soy una persona central (alta intermediación) entre influencers; podríamos también destacar el poder que sería el caso de aquellos influenciadores de poca monta que por alguna razón consiguen atraer muchísimo la atención de determinado grupo de gente con cuentas pequeñas que sólo buscan absorber información en vez de aportar.

¿Qué es lo que hace que ciertas personas arremolinen a otras alrededor? Para esto es para lo que la presencia de Lucía Martínez hacía falta, para que de primera mano nos contara qué es lo que ella ve.


Sin haberle explicado a ella exactamente por dónde iban mis deducciones desde el análisis de grafos (y bueno, algo más hay, como la teoría de juegos), por pura intuición daba lo que no ponen los manuales sobre twitter. Ten personalidad, es decir ten una buena imagen de marca que sea reconocible, no seas una cuenta gris... diferénciate porque los líderes de opinión se diferencian, a la vez que no se preocupan tanto en lo que piensen de ellos (porque quien se preocupa, pierde personalidad para volverse más y más neutro), comparte y agradece sin pedir nada a cambio, porque es en la interacción con los demás donde se encuentra la fortaleza de las redes.

El marketing digital hoy en día está tan instrumentalizado y orientado a vender soluciones que te miden numeritos, KPIs los llaman, que se supone que funcionan bien para monitorizar el estado de nuestras redes. Pues bien, olvídate de ellos, no sirven para prácticamente nada en la mayoría de casos (y en tal caso, es mejor que lo aclaréis con un buen profesional). Antes de nada, plantéate para qué quieres usar las redes sociales de un modo profesional en nutrición, actúa consecuentemente, sé profesional pero no olvides tu lado humano interacciona con personas semejantes a tu interés, acércate a ellas y ellas se acercarán a ti, crea una red a tu alrededor.

En el mundo real un manual cutre de ligue te diría "mírala a los ojos", cuando sabemos que es mucho más efectivo un consejo del tipo "desarrolla tu hobby y conoce a gente". ¿Por qué toleramos entonces que nos hablen de un marketing digital tan técnico cuando la solución del éxito se encuentra en las otras personas?



Ya para finalizar os dejo con la presentación original. Mi intención es discutir los casos prácticos en una futura entrada, que si no esta entrada sería ya demasiado larga.

9 comentarios :

  1. Me sorprende de quien pretende sentar cátedra y divulgar sobre las prácticas en redes sociales, como es vuestro caso, que infrinja el primero y fundamental de esos preceptos: el respeto. En la diapositiva número 15 de vuestra desacertada ponencia se critica el proceder de alguien que, a parte de merecer ese respeto únicamente por la difusión de la cultura que hace en su twit, lo tiene sobradamente ganado por su categoría como pediatra, escritor y fotógrafo. No solo eso, se omite ocultar el nombre y la imagen de esa persona deliberadamente o por pura inconsciencia.
    Las imágenes que aporta en ese twit y, que al parecer os desagradan, es un montaje hecho por el autor con cuatro instantáneas de las cuales tres son fotografias propias. No hay más que abrir cada una de ellas para darse cuenta, no solo de su calidad, sino del mensaje implícito que conllevan. Entiendo que cualquier post que no incluya la imagen de lechugas y/o acelgas os sea complicado de entender, pero deberíais saber que quien ha hecho esas fotos es el ganador de varios certámenes en esa disciplina. En vísperas de la festividad de Sant Jordi estimular la lectura saludable con esos métodos me parece mucha mayor aportación a la cultura y a la alimentación que promocionar la alimentación vegana con la imagen de un bol conteniendo poco más que una sufrida ensalada de pasta.
    Más, la cuenta a la que hacéis referencia es de alguien que se define como “pediatra, escritor y divulgador” y en cuyo blog se habla, esencialmente, de hábitos de alimentación saludables, al igual que en su libro. Si ese twit haciendo referencia a la lectura y a los buenos hábitos no tiene, según vosotros, que ver con la cuenta (textual) desde la que se lanza algo me hace pensar que habéis opinado más rápido de lo que deberíais haber razonado.
    Para acabar, y es una opinión personal, me parece mucho más honesto etiquetar a alguien en una foto -si te molesta siempre puedes darle a la pestañita de tu twitter que impide esa opción- que pedir el apoyo a la coautora de un libro.
    Las RRSS no son una jauría desbocada donde todo está permitido. Vuestros consejos posiblemente sean útiles, pero, visto lo visto, tenéis que empezar por aprender los cimientos. Lo dicho, lo básico, respeto.
    Un saludo y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.

      Mi intención era profundizar en una próxima entrada (presumiblemente, próximo miércoles) al respecto. Ahora respecto a la publicación de Carlos Casabona sólo ponemos lo que hay en la presentación compartida. No sé por qué dices que esetán ocultos el nombre de usuario y la foto de perfil porque están bien a la vista.

      Si quieres podemos comentar sobre esa publicación y por qué no me parece 100% adecuada.
      - No dudo de la calidad de las fotografías, son efectivamente bonitas. Pero como cartel para promocionar la cultura no sirven, quizá sea por la tipografía utilizada, porque son colores muy neutros... quién sabe.
      - Menos es más. Es mejor poner una foto que se vea bien que poner 4 y que twitter cree esa especie de collage que las empequeñece y recorta.
      - El tweet no transmite el mensaje que pretende, de "Lee más, que está muy bien". El texto está más centrado en el hecho de que los carteles los ha realizado el autor. Eso diluye el mensaje, igual que el collage disminuye el imapcto de la imagen.
      - Se puede hacer algún tweet ajeno a la temática de la cuenta de uno, en general 'se perdona' o incluso se agradece si por una simple propiedad de homofilia es un contenido que resulte agradable.

      Déjame poner un ejemplo:
      https://twitter.com/midietacojea/status/723800069489713153

      Es un tuit alejado de la temática de nutrición,con 39 RT. Una sola imagen, que además resulta incisiva y cortante, te saca al menos una sonrisa.

      Un contenido adecuado o no es algo bastante complejo, es posible que muchos seguidores de Carles Casabona aprecien un contenido así. El verdadero problema aquí es etiquetar a otros influenciadores esperando aumentar la amplificación, cuando es una práctica que, en general, no gusta (porque se sienten utilizados).

      Prometo profundizar sobre el tema pronto.

      Un saludo, y gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Demóstenes,
      Veo que tu capacidad de comprensión lectora está tan o más mermada que tu gusto por las artes plásticas.
      Como me parece que mi estilo se te hace complicado te lo voy a poner a lo bestia a ver si lo pillas:
      1- Debisteis ocultar el nombre de Carlos. Eso es de primero de ética de la comunicación.
      2- Que a ti/vosotros no os guste una tipografía, unos colores pastel, o un "quien sabe" no me parece motivo para poner a alguien como ejemplo del mal hacer. Especialmente ese "quien sabe"
      3- "Menos es mas"... jajaja!!! Y "La arruga es bella"... Topicazo viejuno!!!
      4- El resto de tus explicaciones son apreciaciones de corte personal que tampoco deberían justificar lo expuesto en el segundo parágrafo.
      5- Me parece que en tu última frase está el verdadero meollo de la cuestión. Por las explicaciones que me das, por tu falta de entendimiento de mi texto y por tu divagar sobre como arreglar la cosa intuyo que, en el fondo de la cuestión, lo que te fastidia es eso... el etiquetado. Te recuerdo que puedes desactivarlo cuando quieras. Y...lo de influenciadores no lo diras por ti, ¿verdad?. Aquí también vas desencaminado y demuestras que tu ego está por encima de tu conocimiento de RRSS. En cualquier caso no creo que Carlos se haya dignado a etiquetarte en muchos de sus tweets, ¿me equivoco?.
      Agradezco enormemente tus "aclaraciones" pero, cual comentario de texto de primaria, me permito indicarte que el tema central de mi escrito era EL RESPETO al que no has aludido. En fin... lo dicho.
      Esperando con ansia ese "profundizar en el tema" recibe un saludo.

      Eliminar
    3. Hola Anónimo,
      la diapo con el pantallazo del tweet de Carlos Casabona es de mi parte de la charla, no de la de Carlos. Lo que pasa es que Carlos es un sol y se está comiendo el marrón sin decir nada.
      Respondiendo a tus dudas, que le has lanzado a él sin saber que debería ser a mi (no pasa nada, no eres adivino): si, me ha etiquetado (él y muchos otros) muchas veces. Sí, tengo lo de etiquetar desactivado desde hace tiempo precisamente por eso. ¿si soy "influenciadora"? no lo sé. Eso si que es pregunta para el experto, que es Carlos. Que está más que autorizado a hablar del tema, no porque sea o deje de ser un "influenciador", si no porque se dedica profesionalmente a ello. Y no debe ser malo el chaval, porque se lo rifan.
      En una charla sobre RRSS se usa un tweet publico de una cuenta pública para ejemplificar un "mal tweet" desde el punto de vista técnico, es un gran ejemplo de mal tweet, es de libro. Ello no implica la menor crítica a la profesionalidad, bondad, bonhomía, simpatía, conocimientos, amabilidad, genialidad, conocimientos, etc de su autor. No viene a cuento. No va de eso.
      Yo soy pésima en twitter también. Eso no me hace mejor ni peor profesional.
      La ética a mi me dice que si tiro la piedra no esconda la mano. Por eso yo publico con mi nombre y si uso un tweet público no lo manipulo para criticar sin que se entere, no es mi estilo (ni el de Carlos) y además, no nos parece ofensivo, ni de lejos. Es un mal tweet, te pongas como te pongas, un ejemplo genial de mal tweet de manual. Tu comentas como anónimo. Es obvio que tenemos conceptos de ética distintos. Todo bien.
      Me llama la atención que acuses a Carlos de ¿faltar al respeto? en el mismo mensaje en el que aludes a su "mermada capacidad lectora", insinúas que "no pilla", dice "topicazos viejunos", insinúas que está ofendido por no ser etiquetado,etc. Curiosa manera de pedir respeto a quien ha sido exquisitamente educado contigo aunque no te haya contestado lo que tu querías ¿dudando de su capacidad intelectual? pues hombre...respetuoso no es.
      Recibe tu también un saludo.

      Eliminar
    4. Hola, Anónimo. Como vi el tono de tu comentario pensé que lo mejor era escribirle al autor del tuit y efectivamente me comentó que prefería que la diapositiva fuera eliminada y eso he hecho.

      Para todo lo demás, supongo que ya ha respondido Lucía, o en todo caso podemos discutir esto por correo o si quieres ya seguimos por aquí. Aunque si lo que se pretende es que al autor no se le reconozca por la situación, si empezamos a nombrarle a menudo y a discutir sobre el tema, mejorará el posicionamiento en buscadores de esta entrada respecto a su nombre e imagino que es precisamente lo que menos interesará al pediatra.

      Si prefieres podemos borrar el hilo de comentarios, claro. No lo hago de antemano porque tampoco tengo nada que ocultar.

      Profundizaré sobre el tema, pero ya cogeré algún otro ejemplo. Aún así, quizá la próxima entrada será de otra temática. Ya entras y comentas si quieres.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Carlos, sigo a tu mujer Elena desde hace años,te conocía por algunos de sus vídeos.Soy estudiante de nutrición y un día te vi en alguna página, creo que fue en una foto del blog de Lucía y me quedé sorprendida. Tengo q reconocer qur cuando leí tus primeros post del blog no me hizo mucha gracia porque pensé, otro i truso más que se mete en nuestro terreno y encima se cree q esto solo es contar calorías y que no hay ninguna ciencia detrás.Pero cuando vi que te rodeabas de buenoa profesionales y como ibas encaminándote mi opinión sobre ti cambió. Yo empecé hace poco con un blog, le he cambiado de nombre tres veces ya, no sé si he hecho bien pero bueno. Soy también técnica en márketing y pensaba hacer mis publicaciones de una forma más estudiada, publicar a días y horas punta y cosas así, pero a la hora de la verdad hago lo qur me da la gana, y por intuición ya he puesto en práctica muchas cosas que has comentado.El marketing para mí no es más que aplicar la lógica para conseguir tus objetivos. Yo lo que llevo mal precisamente es lo del twitter, solo uso facebook y en twitter tengo una cuensa que no usaba hasta hace dos días y ahora solo la uso para las publicaciones del blog, ni siquiera ponía hashtags, para que veas mi ignorancia en esta red. ¿ Crees que debería intentar crefer en esta red o limitarme a las que ya domino y tengo seguidores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, no te culpo si tu impresión de mí al principio en cuanto a nutrición no era muy buena :P. Algo he ido aprendiendo, y ahora también evito hablar de temas que no conzoco tanto (supongo que por eso evito publicar más frecuentemente).

      La nutrición se mueve mucho por twitter, no creo que deba ser una red a abandonar, pero es difícil de decir a priori porque depende también del estilo de publicación. Facebook desde luego es una de las principales y con mucha relevancia, si te mueves bien en ella sigue dándole caña, puedes apoyarte en tu facebook para publicar en twitter (se pueden enlazar entre sí). En general la recomendación sería que si ves publicaciones en twitter que te parecen interesantes, entres en twitter porque ahí podrás crear comunidad. Únete a DSP :P, o simplemente interacciona con gente que te interese lo que cuentan (e.g. @dimequecomes, @midietacojea o ese pringao @perdiendomasa).

      Los hashtags son útiles si te quieres unir a campañas, pero tampoco tanto más. Supongamos que quieres hablar de un hangout de DSP, pues entonces es lógico poner en un tuit con ese hashtag. Para el resto de casos no le veo tanto sentido a menos que el hashtag sea muy claro. Véase: "Mi nuevo post sobre #dietapaleolítica en mi blog: http:...".

      Lo del nombre, es mejor no cambiarlo muy a menudo, yo por ejemplo he entrado a tu perfil de g+ y he clickado en un enlace a un blog que no funcionaba porque el blog a no existía.

      Eliminar
    2. Hay que ver que bien promocionas a DPS jaja, tranquilo que ya os estoy siguiendo por todos los sitios, ahora lo que tengo que empezar a hacer es abrir el twitter de vez en cuando...Muchas gracias por responderme y por toda la información que me has dado. Lo del nombre del blog me arriesgué a cambiarlo porque los anteriores no me convencían y me darían problemas si más adelante quería comprar un dominio, que es mi intención, cuando pueda publicar más. Ahora es https://nutricionconpasion.wordpress.com/ y pretendo dejarlo así, igual es un poco cutre pero así se va a quedar. Tengo muy poquitos seguidores así que no fue una fatalidad cambiar de nombre, aunque debo haber mareado bastante a mis amigos del facebook. Lo de g+ creía que lo había arreglado, gracias por decírmelo así lo reviso y lo arreglo. Y no pienso que seas un pringado eh!, de eso nada en cualquier caso la pringada soy yo jeje. Saludos!

      Eliminar
  3. Perdona por los errores al escribir, he escrito desde el móvil y con prisa. Tus aportes son muy interesantes, voy a seguirte, saludos.

    ResponderEliminar