domingo, 22 de mayo de 2016

¿Cómo generar contenidos de calidad para tus redes y blog?

El gran enemigo de un blogger... es rellenar ese espacio en blanco por cosas interesantes. ¡Aquí te explico algunas directrices que, espero, te sean útiles para enfrentarte al temor blanco!

Si has leído mis anteriores entradas, ya sabes hasta qué punto es importante tener una buena presencia en redes, tratando de interactuar con los demás, tal y como expliqué en las #jornadasDSP junto a Lucía Martínez. Tambíen sabes cómo de necesario mantener una imagen coherente para potenciar lo que digas con un lenguaje no verbal eficiente, es decir, llevar una buena imagen de marca. En esta entrada, profundizaré sobre otro tema potencialmente interesante: ¿Cómo generar contenidos de calidad? En esta ocasión, sólo hablaré de contenidos para blogs, la próxima entrada será sobre twitter y otras redes.

Es posible que si leéis este post, muchos de vosotros (excepto tú 😉) no lo leáis entero. No os culpo, es mucho más apetecible leer 5 posts en diagonal que uno profundamente, revisando todas y cada una de las referencias escritas y tratando de entender el propósito de cada párrafo. En general vuestra audiencia tendrá una capacidad de atención limitada, sobre todo los que sean ávidos lectores de blogs y/o twitteros. Eso es malo, por un lado, es un impedimento a la hora de escribir posts, pero también es bueno entenderlo porque lo podéis potenciar facilitando que nuestros posts sean legibles en diagonal, pero que luego permitan profundizar. 

A la hora de escribir en vuestro blog, estas serían mis recomendaciones:

Os presento la "Estructura en árbol" para escribir posts. Facilita la lectura en diagonal, ayudando por tanto a hacer más ligeras vuestras entradas, por muy profunda que sea vuestra temática.
  1. Escribir en una estructura de árbol: Es la que te permite generar claves de escritura, suele ir bien si las destacas en negrita, e ir profundizando de modo que el lector pueda escoger en qué ramas de tu post profundizar. A veces va bien utilizar bullet points (como hago ahora) si la estructura es muy marcada, pero tampoco recomiendo pasarse. Sobre todo porque podéis caer en pareceros cada vez más a los llamados clickbaits; posts con una entrada de título sugerente y muchas claves (ejemplo) que hacen que pienses que tendrás mucha información en poco espacio... ¡droga para nuestro cerebro!
  2. No importa cuál sea la longitud, procura ceñirte a una temática y objetivo, el tronco del post. Hay algunas entradas muy buenas que resultan ser divagaciones del autor, pero en general no funcionan y es por gente con un talento natural. Siempre trata de hacer entradas que puedas resumir en una frase. Por ejemplo, esta entrada es un resumen de cómo hacer buenos contenidos, y en esta primera mitad me ciño a los blogs. Aún así, evita hacerlas demasiado manidas o básicas, la estructura en árbol te permitirá que una idea principal se propague en cuestiones más y más complicadas.
  3. Empieza y termina tus entradas. Imagina que acabara la entrada aquí, o empezara desde aquí. A menos que seáis los guionistas de Los Soprano, por favor, acabad vuestras entradas con una pequeña conclusión, e introducidlas dando a entender el tono que seguiréis.
  4. Cuenta algo de ti mientras lo haces, tampoco escribes un artículo científico sino un blog. No es estrictamente necesario, tampoco digo que contéis vuestra vida mientras lo hagáis, pero esto no deja de ser un blog personal y al fin y al cabo lo que la gente quiere leer no son unos apuntes de clase. Quiere leer vuestras impresiones, vuestras deducciones, vuestras ideas, y opinar sobre o contra ellas. También si podéis dar algún tinte personal o podéis ayudar a que la gente empatice con lo que escribís es mucho mejor. Lo mismo se aplica a las charlas, ved cuatro charlas TED y veréis como en todas y cada una gastan al menos un 30% del tiempo sino en hablar de sí mismos, en hablar de algún caso específico que se aplica a lo que cuentan. Ahora un poco más abajo volveré a hacer énfasis en este punto, es poco usado y creo que es de lo más útil.
  5. Utilizad imágenes cada 500 o 1000 palabras que escribáis, aligerará la sensación de "río de palabras". Nadie quiere leer textos muy densos a menos que sepa que le aportarán mucho. Aún así, tratad de no pasaros con la longitud, aunque eso a veces reconzoco que es mi problema.
  6. Estad atentos a los comentarios. Tampoco digo que respondáis a cada cosa, a veces no hay nada que decir, a mí se me hace raro contestar cuando me decís un "gracias", aunque lo lea y me guste el feedback. Pero si alguien se toma la molestia de interactuar con vosotros demostrando que ha perdido de su tiempo para leeros, agradecédselo. 
  7. No debería ser necesario, pero por si las moscas... Seguid las reglas de sentido común a la hora de escribir un texto. No hagáis faltas ortográficas, o al menos ninguna flagrante, hay extensiones del navegador para comprobar las faltillas y erratas. No hagáis párrafos muy grandes, utilizad signos de puntuación, apoyaos con el uso de negritas e itálicas para hacer énfasis (y de paso, ayudaréis al posicionamiento de la entrada, que siempre está bien) y justificad los textos. Ah, y cuidad vuestro diseño del blog aunque sea un mínimo, nadie os pedirá un nivel profesional, pero al menos algo que facilite la legibilidad y que no cree un efecto halo peyorativo hacia vuestra calidad por ello.
  8. Esto se merece un propio punto. Evita molestar con avisos que tapan la lectura diciendo que te apuntes a una newsletter, sigas el facebook, y así recibirás "un contenido maravilloso". Y si lo hacéis, al menos no utilicéis mensajes del tipo "¿quieres perder peso?" y en el no pongas "no, no quiero perder peso". Eso es triste y lo veo muy común sobre todo en medios anglosajones. Por lo que tengo leído funciona, pero no queréis crear ese tipo de audiencia.
Aunque los bloggers a veces lo neguemos, ¡la escritura en blogs es mucho más parecida a la escritura creativa de lo que creemos!

Escribir entradas de blogs no deja de ser algo parecido a realizar escritura creativa. Puedes tener la mejor historia del mundo en tu mente, que tienes que saber contarla adecuadamente, con sus ritmos, su introducción, consiguiendo que el lector se identifique de alguna manera con lo escrito porque sino no conseguirás atrapar la atención de nadie. No es fácil, nadie dijo que lo fuera, pero fijaos en que prácticamente todos los blogs que tienen éxito ya sea en nutrición como en otros temas suelen cumplir con lo expuesto arriba.

El punto que puede resultar un poco más controvertido es el de tratar de dar un toque personal a lo que escribas. Hay opiniones opuestas al respecto, no lo negaré, y ciertamente encontraréis grandes entradas de blogs en los que el autor prácticamente no deja pasar nada de sí mismo. Este sería el caso por ejemplo de Fitness Revolucionario, o los posts de Sergio Espinar para HSN Store. Sus posts siguen siendo cercanos, pero aquí suele destacar una lectura muy ágil y un contenido que realmente poca más gente hace, novedoso. No hay una única fórmula para escribir posts, desde luego, yo sólo te pongo la que creo que es más fácil para hacerlo fácil de leer y a la vez profundo en su contenido.

Vamos con un ejemplo práctico de cómo escribir un post interesante. Supongamos ahora que sois dietista y que en vuestro blog queréis hablar de la diabetes tipo II, un tema bastante manido por otro lado pero del que os interesa demostrar que controláis de cara a potenciales pacientes. Tenéis dos opciones, podéis escribir más o menos algo así:

La diabetes de tipo II es [...]. Se diferencia de la de tipo I por [...]. Las causas suelen ser [causa 1, causa 2, causa 3...]. Tenéis que tratar de evitarla con [ " hábitos dietéticos " ] debido a que la diabetes tipo II podría causar a largo plazo [consecuencia 1, consecuencia 2, consecuencia 3...]

Os puedo poner un ejemplo de una entrada así, que en principio es correcta, pero no traería mucha repercusión, prácticamente son apuntes de universidad sobre el tema. Ejemplo.

Un tipo de entrada así, sería perfectamente correcto formalmente, ¿pero qué aporta que no hayan aportado otros cientos de bloggers como vosotros? Es más, ¿vosotros leeríais una entrada así? ¿Cómo escribiría yo en vuestra piel una entrada sobre diabetes? Aprovecharía vuestra experiencia:

Muchos de mis pacientes han sufrido o sufrirán diabetes [dato sobre prevalencia de diabetes]. Cuando oyen las consecuencias como [consecuencia1, consecuencia 2...] se suelen asustar, pero en general es fácilmente tratable con un buen tratamiento prescrito por un dietista. Hace [intervalo temporal] tuve un paciente que presentaba [cuadro diagnóstico]. Empezamos [pauta dietética] que mejoraba [pauta dietética anterior]. Así conseguimos que mejorara.

Así quizá no os suene mal, pero puedo poneros una entrada del blog de Lucía - Dime Qué Comes. Es algo antigua y estoy seguro de que ella misma cambiaría algunas cosas, pero el estilo de la entrada facilita muchísimo la lectura, no es "otra entrada sobre lo malo que es el síndrome metabólico".

Una entrada con un toque más personal, consigue que empaticemos mucho más con un caso que todos conocemos, o que podamos ponernos en la piel de la persona que escribe o de la persona con quien habla. Es un viejo truco que oiréis en la mayoría de charlas TED, en muchos libros de nutrición e incluso en discursos políticos. Ojo, que hay que hacerlo bien... ¿recordáis a la niña de Rajoy? O a Joe el fontanero de McCain, si sois del otro lado del Atlántico. Es un claro ejemplo de cómo de cutre puede quedar tratar de darle un toque personal a un discurso o entrada y fallar estrepitosamente. No seáis sensibleros, simplemente no parezcáis robots a la hora de escribir.

Las entradas que yo he escrito y han tenido más éxito no siempre han cumplido con todos esos puntos, y aún así siempre he tratado de darle un toque más personal, añadir reflexiones propias que hagan que lo que escribo es mío y sólo mío. No son reglas estrictas, tan sólo directrices, aún así dentro deberíais encontrar vuestro propio estilo personal que haga que lo que escribáis sea vuestro y sólo vuestro, al fin y al cabo como ya os comenté, vuestra imagen de marca también es importante.

0 comentarios :

Publicar un comentario